ELEMENTOS A COMPROBAR DE FORMA

Neumáticos

Son los elementos en contacto directo con la vía. Tan importante es la presión de inflado como el estado de los mismos: la profundidad del dibujo debe ser superior a 1,6 milímetros en todas las ruedas y no deben tener superficies con un desgaste anormal.

Frenos

Es un elemento indispensable a la hora de viajar en carretera. La revisión debe incluir las pastillas, discos o tambores, así como el nivel del líquido de frenos. Cuando compruebes este nivel hay que tener en cuenta el desgaste de las pastillas, por lo que si el nivel está bajo podría indicar alguna fuga en el circuito o que los frenos están gastados.

Aceite

Su comprobación se hace con el vehículo frío y en superficie plana. La varilla, sin los restos de aceite, se introduce y se repite la operación para comprobar donde está el nivel. La marca debe quedar siempre cerca del máximo, en ningún caso por encima. Si estuviese por debajo, se debe rellenar.

Limpiaparabrisas

En su revisión el depósito debe estar completamente lleno de agua o liquido limpiador. El estado de las escobillas de los limpiaparabrisas -delanteros y traseros- es importante. Ante grietas o pérdida de elasticidad, se deben sustituir.

Refrigerante

Al igual que el aceite, sufre una degradación paulatina y debe ser cambiado al menos cada seis meses. Se utiliza en el radiador y es indispensable para que el motor mantenga una temperatura adecuada evitando un sobrecalentamiento.

EXHAUSTIVA

Batería

Algunas no necesitan mantenimiento en lo referente a la verificación del nivel de líquido electrolito. Sin embargo, en otras se debe verificar los niveles de los vasos de la batería y añadirle agua destilada si el líquido no cubre totalmente las placas. Los bornes de contacto deben estar limpios, protegidos con grasa y bien atornillados. Se debe comprobar la batería: fijación al bastidor, ausencia de fugas de electrolito, estado de los bornes y conexiones, interruptor (si procede), fusibles (si procede) y ventilación (si procede)

Amortiguadores

Comprobar si existe pérdida de aceite u otro fluido sin goteo continuo, corrosión, elasticidad. Son elementos esenciales para la estabilidad y seguridad del vehículo.

Luces

Deben funcionar correctamente las luces de freno, intermitentes y faros, para disfrutar de buena visibilidad -para ver y hacerse ver- en caso de conducción nocturna. También es importante verificar el alineado de las luces de los faros.

Otros

Adicionalmente es recomendable revisar el filtro de aire, si está sucio aumentará el consumo de gasolina. La revisión del nivel del lubricante de la caja de cambios y del diferencial se realizan en un taller especializado. La correa de distribución es un elemento vital del motor, debe ser reemplazada cuando se cumpla el tiempo o el kilometraje especificado por el fabricante.

Y, finalmente, hay que comprobar que se lleva la documentación necesaria -póliza de seguro vigente-, al igual que la licencia de conducir y tarjeta de circulación. Es recomendable llevar todos los teléfonos importantes de servicio o asistencia en el camino y teléfono móvil operativo. Un mapa o GPS que incluya puntos de asistencia o gasolineras es también recomendable.